"Descubre el Mar Menor"
 
 


Los Alcázares se convierte en un lugar único para garantizar toda la aventura y la diversión que merecen tus vacaciones, sobre todo porque su excelente emplazamiento está rodeado de lugares de gran interés turístico y cultural. Desde el Hotel Cristina puede divisarse el horizonte de la Manga del Mar Menor, un idílico espacio natural de 180 km de superficie y 22 km de largo en el que podrás descubrir las mejores playas salvajes de la provincia de Murcia.

Convirtiéndose en el perfecto destino vacacional, tanto por su clima como por la cálida temperatura de sus aguas, esta zona mediterránea está muy cerca de lugares tan atractivos como el Parque Regional de las Salinas de Arenales, San Pedro del Pinatar o Las Islas del Mar Menor, que dan forma y color a este espectacular paisaje protegido.

La Isla del Barón o Mayor (la más grande y la mejor conservada), la Isla Perdiguera, la Isla del Ciervo (unida por un brazo artificial a La Manga), la Isla Sujeto y la Isla Redonda se convierten en rincones muy especiales para entrar en contacto con la flora y la fauna de la región.

El Monte Carmolí, un viejo volcán de andesita que también surgió durante la erupción que dio lugar a las islas del Mar Menor, figura como otro de los espacios reservados para disfrutar al máximo de la naturaleza. Con un total de 111 metros de altura, sus laderas permiten contemplar tanto las formaciones rocosas como la vegetación autóctona que caracteriza a este idílico paisaje.

Además, cuentas con campos de golf cercanos como los de Roda Golf o el municipal (Serena Golf). En el campo Roda Golf podrás disfrutar de cursos principiantes para aprender este deporte. Si ya eres jugador habitual te interesará saber que este campo tiene un recorrido de 18 hoyos y 6.177 metros. Greens amplios y movidos, bunkers estrátegicamente situados. Sus tres grandes lagos dan emoción y diversión al recorrido en muchos de sus hoyos. Por no olvidar el muy cuidado paisajismo, este campo es el primer campo de golf de la Región de Murcia en obtener la certificación ISO 14001 de Gestión Medioambiental.

¡No te lo pierdas!
 

marmenor-hotelcristina

marmenor-hotelcristina

marmenor-hotelcristina

 
 

"Cartagena"
 
 


Historia:

Pocas ciudades españolas tiene tan dilatada historia como Cartagena, especialmente relevante en tiempos antiguos, ya que su fundación correspondió a los cartagineses de Asdrúbal -quizás sobre un asentamiento autóctono anterior- que construyeron aquí la importantísima ciudad de Quart Hadast en el año 228 a.C. hasta que fue tomada por los ejércitos romanos de Publio Cornelio Escipión durante la Segunda Guerra Púnica (209 a.C.)

Con el dominio romano, Cartagena siguió siendo una importantísima urbe, como atestiguan las numerosas muestras arqueológicas -especialmente el teatro- que se diseminan por la ciudad.

En el año 44 a.C. recibió el título de colonia (Colonia Urbs Iulia Nova Carthago). La decadencia llega con la caída del Imperio Romano y las etapas de dominio alternante visigodo o bizantino hasta alcanzar una cierta recuperación en tiempos de poder musulmán.

Fue conquistada para la Corona de Castilla y León en el año 1245 por Alfonso X el Sabio, cuando sólo era príncipe y heredero del trono.


Monumentos antiguos y medievales de Cartagena:

Necesariamente la descripción de los principales monumentos ha de ser somera pues la extensión de una guía monumental de Cartagena de tiempos antiguos y medievales daría para todo un libro.

Nos centraremos principalmente en el teatro romano, el anfiteatro, la catedral vieja de Santa María, el castillo de la Concepción, la casa romana de la Fortuna, el Augusteum y la Muralla Púnica.

Hay que resaltar que en pocos lugares como en Cartagena, los yacimientos arqueológicos y los monumentos están tan bien acondicionados para el disfrute del visitante. Es muy frecuente que cada monumento o resto arqueológico se ofrezca integrado en un moderno centro de interpretación o museo que explica la obra y la hace accesible y al mismo tiempo atractiva.


 

cartagena-hotelcristina

cartagena-hotelcristina

cartagena-hotelcristina 

El Puerto y la muralla del mar:

Cartagena homenajea a su paisano Isaac Peral con la exhibición en pleno puerto del submarino que flotó en 1888.

A pocos metros, a la espalda, se yergue la llamada Muralla del Mar, obra moderna, no medieval, mandada construir por Carlos III.

Aunque no es objetivo de esta Web, diremos que desde esta muralla es fácil acceder al Monumento de los Héroes de Cavite y la Plaza del Ayuntamiento, presidido por su gran palacio consistorial y posteriormente la Calle Mayor.


Teatro romano de Cartagena:

Desde la Calle Mayor se puede acceder rápidamente al núcleo histórico propiamente dicho de Cartagena, presidido por las ruinas de la catedral vieja y por el recién descubierto teatro romano.

Se descubrió en 1988 cuando se iniciaban las obras del Centro Regional de Artesanía. Ya en 1990 se identificó con el teatro de la ciudad romana.

Se trata de una obra del siglo I que se va recuperando año tras año gracias a las delicadas obras de restauración realizadas desde el sorprendente hallazgo.

Muestra en buen estado el graderío y la orquesta, además de elementos sueltos que se están desenterrando, como columnas, capiteles de gran belleza, etc.

A la espalda se han descubierto restos de tiendas y dependencias tardorromanas del siglo IV o V d.C. realizadas con material del propio teatro.


Catedral Vieja o Catedral de Santa María:

En el borde superior del graderío del teatro romano, en la parte más alta de la colina en que está excavado, aparece un extraño edificio que puede desconcertar al turista poco avezado.

La historia de este monumento es bastante compleja. Tras la reconquista cristiana de Cartagena en el año 1245 se restituyó la diócesis y se construyó un templo catedralicio dedicado a Santa María, de trazas correspondiente a un románico muy tardío.

Tras la conquista de Murcia, acaecida pocos años después, el obispo de Cartagena se traslada a aquella ciudad, aunque conservándose el nombre de Diócesis de Cartagena.

Este templo, que fugazmente ostentó la dignidad de Catedral de Cartagena, a pesar de lo tardío de las fechas se erigió en estilo tardorrománico.

El caso es que terminando el siglo XIX se decidió reconstruir en estilo neorrománico, siguiendo las corrientes historicistas y neomedievalistas de la época. El arquitecto fue Víctor Beltrí.

Pocas décadas después, los bombardeos que sufrió Cartagena durante la Guerra Civil española destruyeron buena parte de este edificio, dejándolo en el amasijo de ruinas que vemos actualmente.